Patas Arriba

Hace ciento treinta años, Alicia se metió en un espejo para descubrir el mundo al revés. Si Alicia renaciera en nuestros días, no necesitaría atravesar ningún espejo: le bastaría con asomarse a la ventana. E.G.

Permacultura, utopia practica

lunes 14 abril 2008

Permacultura. Una vía para alcanzar la sostenibilidad ecológica del planeta

La Permacultura es un sistema de diseño para la creación de asentamientos humanos sostenibles. El objetivo es crear sistemas que sean ecológicamente sanos y económicamente viables, que produzcan lo necesario para satisfacer sus propias necesidades, que no exploten sus propios recursos o los contaminen y que por tanto sean sostenibles a largo plazo. La permacultura utiliza las cualidades inherentes de las plantas y los animales, junto con las características naturales de los diferentes entornos y estructuras para producir un sistema de apoyo a la vida, en la ciudad y en el campo, y en el menor espacio posible.
La base de la permacultura es la observación de los ecosistemas naturales, junto con la sabiduría ancestral de los pueblos primitivos y el conocimiento científico. Aunque se basa en modelos ecológicos, la permacultura crea una ecología cultivada, que se diseña para producir más alimentos que los que encontramos en la naturaleza.
La Permacultura aprovecha todos los recursos, y aúna la mayor cantidad de funciones en cada elemento del paisaje y la mayor cantidad de elementos que sean posibles en cada espacio vertical y horizontal. El exceso o desecho producido por plantas, animales y actividades humanas es utilizado para beneficiar otras partes del sistema. Las plantaciones se diseñan de manera que aprovechen bien el agua y el sol y que bloqueen el viento. Se utilizan asociaciones particulares de árboles, arbustos y plantas rastreras que se nutren y protegen mutuamente. Se construyen espejos de agua y otros elementos para aprovechar la gran diversidad de actividad biológica en la interacción de los ecosistemas.
La implementación de un diseño de Permacultura requiere flexibilidad y una apropiada secuencia para que puedan realizarse cambios en la medida que la observación y la experiencia lo requieran. Crear un ambiente en Permacultura es un proceso largo y gradual, se utilizan técnicas y principios de la ecología, tecnología apropiadas, agricultura sustentable y la sabiduría de los pueblos ancestrales, aunque está basada principalmente en la observación directa de la naturaleza del lugar. Pero la Permacultura no sólo trata sobre cultivos, es también una forma de vida. Contiene principios éticos como cuidar la gente o compartir recursos. No trata sólo de obtener alimentos, sino de que las personas trabajen juntas y cuiden unas de otras. Se puede aplicar la Permacultura a todos lo aspectos de la vida humana.

Un poco de historia

La permacultura fue desarrollada en los años 70 por los australianos Bill Mollison y David Holmgren, como una respuesta a los problemas de contaminación del suelo, del agua y del aire, consecuencia de los sistemas agrícolas e industriales existentes. Recogieron antiguos saberes y prácticas y los mezclaron con el conocimiento moderno de las plantas, los animales y los sistemas sociales, añadieron algunas ideas de su propia cosecha... y nació la Permacultura.
Aunque muchas cosas de la permacultura eran conocidas, lo importante y diferente era el modelo general que se había creado. A diferencia de otros sistemas modernos de agricultura, la permacultura se apoyaba completamente en la ecología. El resultado fue una nueva forma de apoyar y enriquecer la vida sin la degradación ambiental y social de nuestros sistemas.
 

Resumen de las principales características de la permacultura


 

BALAS DE PAPEL

miércoles 26 marzo 2008

El 4 de marzo del 2008, más de 800 mujeres de la Vía Campesina Brasil invadieron la Fazenda Tarumã, en Río Grande do Sul, Brasil, una hacienda de 2100 hectáreas dedicada al monocultivo de árboles para la empresa papelera sueco-finlandesa Stora Enso, la segunda empresa más grande del rubro a nivel mundial.  Desde la mañana, comenzaron a arrancar eucaliptos y plantar árboles nativos, en protesta por el avance vertiginoso de estos "desiertos verdes" en el país.  La gobernadora del estado, Yeda Crusius, rápida en defender los intereses de la empresa, envió a la Brigada Militar, que con lujo de violencia y disparando balas de goma contra las ocupantes, hirió a más de 50 personas y detuvo a la mayoría, que fueron encerradas en un estadio deportivo.
 
La gobernadora tiene intereses propios en esta salvaje acción, ya que las principales papeleras que están haciendo estragos plantando miles de hectáreas de monocultivos en el estado (Aracruz Celulosa, Stora Enso y Votorantin Papel y Celulosa) han realizado "contribuciones" a su gobierno por más de 300 millones de dólares, según denunció el  Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST), basado en documentos públicos del Tribunal Superior Electoral de ese país.
 
Anteriormente,Vía Campesina Brasil había denunciado que esta propiedad era ilegal, al encontrarse dentro de los 150 kilómetros de la frontera con Uruguay.  Según la ley brasilera, los extranjeros no pueden poseer tierras en esta franja fronteriza.  Stora Enso intentó hacer la compra a través de su subsidiaria Derflin, pero le fue denegado, justamente por ser extranjera.  Ante esto creó una empresa fachada, la agropecuaria Azenglever, de propiedad de los brasileños João Fernando Borges y Otávio Pontes (director forestal y vicepresidente de Stora Enso para América Latina), actualmente dos de los mayores latifundistas del estado.  Azenglever ya posee cerca de 50 haciendas y más de 45,000 hectáreas, pero pretende extender sus plantaciones a 100,000 hectáreas.
 
Como declaran las mujeres de Vía Campesina, "Nuestra acción es legítima, Stora Enso es la ilegal. Plantar este desierto verde en la faja fronteriza es un crimen contra la ley de nuestro país, contra el ecosistema y contra la soberanía alimentaria de nuestro estado que cada vez tiene menos tierras para producir alimentos". Explican también que aunque han denunciado repetidamente esta situación de evidente abuso legal, las autoridades no actúan en consecuencia.  Esta acción forma parte de una multiplicidad de protestas realizadas por mujeres de Vía Campesina de todo Brasil en el marco del 8 de marzo, día mundial de las mujeres, contra monocultivos de árboles y caña de azúcar, contra la liberación de maíz transgénico y otras políticas de las multinacionales de los agronegocios.
 
En el año 2006, cientos de mujeres invadieron una plantación de la empresa Aracruz, para denunciar la situación de atropellos que practican estas empresas, que en varias partes del país han desplazado a miles de integrantes de comunidades indígenas, campesinas y quilombolas, directamente o a través de la contaminación de aguas y suelos que provocan debido al alto uso de agrotóxicos y a la eliminación de muchos recursos forestales, de fauna y flora, que son depredados dentro y alrededor de las plantaciones.
 
El argumento que arguyen las empresas y gobiernos que las apoyan, para justificar este modelo de enormes monocultivos de árboles que avanza como un cáncer en muchos países del tercer mundo arrasando comunidades y ecosistemas, es la "necesidad" de producir celulosa para la demanda creciente de papel.  Ahora se suma también el empuje de esos monocultivos como materia prima de agrocombustibles. En ambos casos, subyace la amenaza de las empresas de que para producir más es necesario usar árboles transgénicos.
 
Es importante en este contexto notar quiénes y para qué se consume papel en el mundo, justificación de las tropelías de las grandes papeleras y fábricas de celulosa, incluyendo ataques armados de parte de los gobiernos "de papel" que las secundan
 
Según Chris Lang e informes difundidos por el Movimiento Mundial de Bosques (www.wrm.org.uy), el consumo global de papel por cabeza en 1961, era de 25 kilogramos, mientras que al 2005 había saltado a 54 kilos.  Estas cifras ocultan que mientras que los países industrializados del Norte consumen 125 kilos por persona en promedio, en los países del Sur apenas llega a 20 kilos por persona.  También el promedio en los países del Norte oculta desigualdades: Finlandia (el mayor consumidor de papel per cápita en el mundo) consume 334 kilos por persona, Estados Unidos 312 y Japón 250.   En China, el consumo de papel por persona en 1960 era de 4 kilos y al 2005 alcazaba 44 kilos.  Pero la mayor parte del papel utilizado en China se usa en embalajes de productos que se exportan al resto del mundo, principalmente Europa, Japón y América del Norte.
 
Justamente, la mayor parte del consumo global de papel se va en propaganda y en embalajes, cuyo uso se proyectó exponencialmente tanto por la dislocación de las producciones que antes eran locales, como por el avance avasallador de las ventas directas al consumidor en grandes supermercados, desplazando formas más directas de relación productor-consumidor a nivel local.
 
Por todo esto, la protesta de las mujeres de Vía Campesina de ninguna manera es un acto local, sino que muestra al mundo lo que está oculto detrás de estos proyectos absurdamente llamados "forestación", diseñados para aumentar las ganancias de grandes multinacionales a costa de los recursos y la vida de las comunidades rurales.
 
*Silvia Ribeiro es investigadora del Grupo ETC.


El fin del suburbio

jueves 20 marzo 2008

The End of Suburbia es un retrato de un sueño que nos ha salido muy caro. Este sorprendente documental, dirigido por Gregory Greene, analiza el sueño americano basado en la movilidad en coche gracias a la época de petróleo barato.

Desde la Segunda Guerra Mundial los estadounidenses han invertido mucho de su abundancia el Suburbio. Ha prometido una sensación de espacio, económicamente accesible, vida familiar y avance. Tan pronto como la población del suburbio se extendió en los últimos 50 años, asi también el estilo de vida del suburbio se ha insertado en la conciencia americana.

El Suburbio, y todo lo que promete, se a convertido en el Sueño Americano. pero como vamos entrando en el siglo XXI, serias preguntas están comenzando a emerger sobre el sostenimiento de este estilo de vida. Con honradez brutal y un toque de ironia, el final del Suburbio explora el estilo de vida americano y sus perspectivas mientras el planeta se acerca a una época critica,  asi como la demanda global por los combustibles fósiles comienza a degaster la fuente. La producción tope del petróleo de mundo y la declinación inevitable de combustibles fósiles ahora están sobre nosotros, alguno cientificos y politicos discuten en este documental. Las consecuences de la inacción frente a esta crisis global son enormes.

¿Qué significa el tope de producción de petróleo para Norteamérica? ¿Mientras los costos de la energia se elevan súbitamente en los años que vienen, cómo las poblaciones de los suburbios reaccionaran al derrumbamiento de su sueño? ¿Son los suburbios de hoy destinados a convertirse en los tugurios de mañana? ¿Y qué se puede hacer AHORA, individualmente y colectivamente, para evitar el final del Suburbio?

ConsumeHastaMorir